D´ Este a O´este

Hoy me despierto desnudo ante ti,

abro mi alma y mi boca.

Recito tu nombre y trastoca todo mi mundo de chirigota cañí.

Mientras, declino palabras hasta encontrar las justas y necesarias para expresar mi duelo.

Mors, mortem, morti, mortem, mortes, mortium , mortibus……. si, amar es la muerte.

Rebusco en mis carnes, tu olor en mis sueños, acariciando tu piel de cebolla llena de calcos y de letrillas que aprietan el alma como argolla.

Estrujo mis sesos para apartar la mirada de tus labios que me invitan a morderte. Cierro los ojos y al rozar mi boca con tu boca en un muerdo infinito y jugoso, cual fundición. Se alinean las lenguas juguetonas que erizan la piel y las manos.

Si, confieso.

Si, he pecado al mirarte con deseos espartanos. De cumplir cual soldado en la batalla. He soñado con el fragor de la contienda entre mis sábanas. El pecado de acariciar tu piel por debajo de tu espalda y saber que estás tan lejos de mi.

Al abrir los ojos y buscarte te has esfumado, ya no están tus bragas en la cómoda. Ya no cuelgan tus sostenes de mi lámpara aladína. La froto para ver si el genio me concede ni siquiera un deseo. El de volver a cerrar los ojos y besarte en un infinito imperfecto de versos confinados y tiernos.

Hoy me despierto y me desnudo ante ti

abro mi alma y mi boca

vuelvo a mi vida de chirigota

de retales y de amores pluscuamperfectos en primera persona del plural.

Canción de pies y guiso

A esos pies que relamo y aclamo

a su gelatina

a esos pies que proclamo sabrosos

gloria divina.

Al chupar de sus huesos vuelvo a cada segundo

a engancharme los dedos de vicio perdido, iracundo.

Me enfado porque acaba el placer de un suspiro

la rabia impotencia grita por dentro algo absurdo, os admiro.

yo quiero volver a empezar a chupar otra hora

yo quiero en mi boca notar los huesos, pandora.

Truenos y rayos , se acaba la olla y yo aquí llorando

suplico una argolla, pues soy su esclavo y andando

con mil paranoia, pues soy un esclavo de amar a deshora.

Ese guiso de pies con su salsa delicia de cueros.

Al fuego lento de mimos cuidados y ruegos

a punto sal y pimienta resaltan los fueros.

Vivir sus olores intactos , texturas de miedo

abrir la cabeza y voltear esos platos de ensueño.

Cocino a diario una vida de amores sin dueño.

Son de pies que remueven mi alma,

guisos de piedra y cunas.

Son de pies la mar en calma

pisas en un instante, la luna

viajes al paladar en tiempos pasados

viajes sabrosos amar la vida a pecados.

Sabroso paseo de vida elegante

comerte el hocico la boca al instante

y desgranar sus sabores de a una

la miel de tu boca es amor y fortuna

adjetivos, metáforas para un amor casi prohibido

pues mi doctora al hacer los análisis y ver que ha salido

Loca, se ha vuelto loca, dice que es imposible estar sano con esta actitud

por si acaso aunque este todo bien , esta pastilla la tomas es por tu salud.

¿Pero no estaban bien los análisis ?

Pero por si acaso, vaya a ser que te de una parálisis.

Conclusión que si como y de lujo me salto las normas ,

disfruto, es mi turno, me pierden las formas.

Intento salir de esta vida con el tres en uno

prácticamente en silencio, sin hacer ruido ninguno

pero las sociedad no me deja

una pastillita aunque estés bien dice la vieja

Mother fucker, empecé hablando de un guiso y se cocina una critica

al sector que nos tiene que sanar y nos obliga a ser victimas.

Doctorcito porculero, no es mi salud es por tu dinero.

Doctorcito lacayo , no es por mi es por tu sayo.

Doctorcito al limón que las pastillas se las tome tu padre copón.

Doctorcito farfolla con esta rima estoy hasta la olla

pues me quedo con el guiso de pies, fiel esclavo de sus versos.